Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013
Imagen
La batalla de Acajutla.  ( o la herida de Pedro de Alvarado).
(Publicada en Revista Destiempo. Año 5. Numero 24. México. D.F. Marzo- Abril 2010)
El hombre de ojos tristes sopló a través de la concha que tenía entre sus manos, y así, se produjo ese sonido entre doloroso y seco que se irradió por el espacio cálido de ese mediodía. Su mensaje de derrota desparramó la sal en la carne viva de los que estaban moribundos tendidos en el suelo. 

El muchacho emprendió su carrera mientras el sonido todavía se esparcía como sombra desde la colina: su figura salió del sonido y entró a su carrera; sus pies descalzos, se llenaron de polvo al lanzarse sobre el espacio horizontal al otro lado del valle. Era como si él persiguiera  su destino, o él mismo fuese perseguido por su propia fatalidad. Al correr, ejecutaba un plan, seguía la ruta preconcebida cada noche en medio de  la espera. 
Soñó, esperó, planeó y ahora ejecutaba. Había ya recorrido ese trayecto tantas veces en la oscuridad de sus sueños, pero…

¿Cuál es la verdad de Masferrer?.

Imagen
Crear controversia, generar desacuerdos, sembrar dudas. A qué más puede un intelectual aspirar. Mejor,qué más puede pretender la honestidad intelectual y el trabajo de una persona que reflexiona incansablemente sobre la realidad de su tiempo..
En su más reciente articulo, el admirable investigador y escritor Rafael Lara Martínez, plantea, -como siempre, basándose en fuentes primarias-, algunas declaraciones que comprometen a Masferrer dentro de una postura ideológica machista y discriminatoria de la población indígena. 
Leí el articulo, con el interés y la atención con el que siempre uno se  aboca a los trabajos de este  destacado lingüista e historiador, quien en más de una vez, nos ha puesto frente a la verdad de la historia intelectual salvadoreña.. Y reflexioné sobre lo escrito con la misma seriedad con que  lo he hecho al estudiar los trabajos de Matilde Elena López, Marta Casaús Arzú o Karen Racine, quienes han estudiado –desde distintas perspectivas y tiempos- con suma profundid…

El gran viaje de Eugenio Trias.

Imagen
El gran  viaje de Eugenio Trias.

Fotografía: Diario ABC España 

Este día es enterrado Eugenio Trias. Para algunas personas cercanas al quehacer filosófico, quien ahora se nos adelanta, fue, es, el más importante filósofo español después de José Ortega y Gasset, lo que es decir mucho.
Supe de Trias hace muy poco,  gracias al programa que  Radio y Televisión Española (RTVE) produjo,  nombrándolo con el axioma  de Descartes: “Pienso, luego existo”. En la edición dedicada a este pensador barcelonés, se nos presenta un hombre  fatigado –sufría la enfermedad que lo conduciría a la muerte- , pero sobre todo, se nos revela un hombre sumamente agudo y creativamente  audaz en  su  tarea filosófica; alguien que venía acometiendo en treinta libros, desde 1969 a 2010, -es decir, a lo largo de 40 años y cruzando por el Premio Nacional de Ensayo de 1983-, la osadía de querer construir todo un sistema de pensamiento, afincado en una tradición sólida de la reflexión ontológica y ética. Pero también, abo…

La felicidad de la música

Imagen
Fotografía de cubadebate.cub


La felicidad de la música.
A veces el ánimo cae, se arrastra entre las pedregosas cosas de la vida. A veces, por más que no queramos, los pies nos pesan en el andar que inevitablemente  tenemos que emprender en el intento de hacer la vida. No siempre estamos a la altura del buen ánimo, ese celaje del espíritu que nos pone la sonrisa en la boca y el optimismo en la mirada.
Pero de repente algo pasa: un rostro bello, una flor exquisita, una puesta de sol, un beso, o la felicidad que la música depara.
La existencia de la música nos cuestiona y nos llena de preguntas. Por ello, bien dice ese profundo pensador  y musicólogo, Eugenio Trias,  - quien ha escrito dos grandes obras  sobre el tema: “El canto de la sirena” y "La imaginación sonora”- que los filósofos no han hablado de la música: es muy difícil hablar de ella.
La música nos hace decir, que quizás, hay otro mundo más allá de este, de una forma que no imaginamos; quizás, otras formas de ser se esconden…